Síndrome colon irritable: tratamiento con hipnosis

Síndrome colon irritable tratamiento con hipnosis

Síndrome colon irritable: tratamiento con hipnosis

¿Sufres de síndrome colon irritable? El tratamiento con hipnosis puede ayudarte a hacer más llevadera tu enfermedad.

Seguro que muchos de vosotros ya conocéis la importancia de nuestro intestino en nuestra vida. Nuestro “yo” es mucho más que nuestro cerebro. El intestino posee una gran cantidad de nervios diferentes que sólo nuestro cerebro iguala, de ahí que sea llamado cerebro intestinal.

Las señales del intestino que llegan a nuestro cerebro influyen en nuestro sentimiento del propio yo, en la moral, en la sensación de miedo, en la memoria, en la motivación y en cómo procesa los sentimientos el ser humano.

El intestino es el mayor órgano sensorial del cuerpo, ojos, oídos, nariz y piel no son nada a su lado. La información que le llega se deriva a la conciencia y de esta forma reaccionamos ante los estímulos del entorno. El intestino percibe nuestra vida interior y trabaja en el inconsciente.

¿Sabías que el intestino es responsable de nuestro subconsciente?

El intestino y el cerebro colaboran desde las etapas tempranas de nuestra vida, ya como lactantes van configurando nuestro primer mundo emocional (la saciedad, el desasosiego del hambre, los gases). Si el humano está bien alimentado mejora su estado de ánimo y si no lo deprime.

El intestino sano procesa sus propias emociones. Si le sucede algo importante entonces recurre al cerebro. Las personas con síndrome de colon irritable a menudo sienten en su intestino una presión desagradable o un borboteo en la barriga y tienden a sufrir de diarrea o estreñimiento. El síndrome de colon irritable se asocia a trastornos de ansiedad o depresión.

Cuando el cerebro percibe un gran problema en la vida de la persona y precisa de energía la coge del intestino, quitándosela a la digestión. El intestino responde ante el problema que le estresa con vómitos, falta de apetito, diarrea o malestar. En el momento que la situación no se resuelve y se prolonga en el tiempo, las paredes intestinales se debilitan con un riego sanguíneo deficiente y un manto protector más delgado. Así pues, se va haciendo cada vez más sensible y presentando mas síntomas.

Nuestro intestino también tiene memoria

En nuestro intestino existe una memoria de situaciones, sobre todo las negativas. La hipnoterapia ofrece buenos resultados en pacientes con este problema. Muchos de ellos reducen la ingesta de fármacos y algunos la eliminan. Los niños logran reducir el dolor en un 90%.

La psicóloga especialista en hipnosis médica (Universidad de la Sobornne de París) y clínica (Universidad de Barcelona) Núria Marco efectúa sesiones para el tratamiento del síndrome de colon irritable ayudando al paciente para que aprenda habilidades y técnicas mentales para desarrollar un control sobre los mecanismos fisiológicos que influyen en el intestino y que no están normalmente bajo el control consciente del paciente, como es la consciencia de su propio cuerpo.

Efectúa sesiones para que el paciente aprenda a reconocer su cuerpo y sobre todo su intestino. Cuando entran en esta consciencia y reconocen a su intestino, este comienza a realizar cambios por si mismo; proceso que le llevará hacia un estado de equilibrio y bienestar.

¿En qué consiste el tratamiento con hipnosis? Evita el síndrome colon irritable

Este mecanismo de control consiste en que el paciente sea capaz de reconocer las señales de dolor que le llegan del intestino al cerebro. El paciente es quien ejerce control desde su cerebro, siendo él quien tiene poder sobre sus síntomas.

Enseñamos a los pacientes que la hipnosis es una forma de aprovechar y dirigir la habilidad del inconsciente para regular y controlar las funciones corporales del intestino. El paciente aprende cuáles son los efectos que le provocan ansiedad sobre su cuerpo y sobre todo cómo se expresan sus intestinos y cómo neutralizarlos.

Observarás a lo largo de las sesiones cómo tus intestinos dejan de condicionarte la vida. Cuando los pacientes llegan a este nivel, se produce una sensación de libertad que los empodera y les da más fuerzas para continuar con el tratamiento. Sienten que recuperan su vida, sus amistades, su trabajo e incluso sus relaciones íntimas.

Si has sido diagnosticado con este síntoma o has sufrido transtornos por ansiedad y crees que puedes tener el colon irritable no dudes en contactar con Nuria Marco para tratar tu problema y mejorar tu calidad de vida.

1 Comment
  • Leo
    Posted at 09:17h, 18 enero Responder

    Me ha parecido interesante el artículo. Siempre, cuando tenemos una patología de este tipo, se suele ir directo a curarlo con pastillas pero nada relacionado con el bienestar psicológico. Menos pastillas y mas terapia psicológica es lo ideal.

Post A Comment