Preguntas frecuentes sobre hipnoterapia: ¿Qué inquieta a los pacientes?

Preguntas frecuentes sobre hipnoterapia

Preguntas frecuentes sobre hipnoterapia: ¿Qué inquieta a los pacientes?

Os voy a ir presentando una serie de preguntas frecuentes sobre hipnoterapia que me formulan mis pacientes. Se trata de preguntas que les inquietan antes de empezar a realizar la sesión de hipnosis. Cuando se las resuelvo, las sesiones se vuelven distendidas y el paciente entra en el estado hipnótico con facilidad.

La hipnosis es una gran desconocida y maltratada por los shows. En estos programas se transmite la idea de que la persona pierde el control bajo el poder del hipnotizador. Si bien es cierto que puede llenar teatros por lo misteriosa que la presentan, su parte de luz es poco conocida y la gran mayoría de personas vienen a la consulta llenos de miedos y con mucho respeto.

Algunas personas meten a la hipnosis dentro del esoterismo y el oscurantismo. Pues bien, todos mis artículos van encaminados a mostrar el área científica que posee y la gran ayuda que nos brinda para el tratamiento tanto de problemas psicológicos como físicos.

  1. Doctora, ¿qué pasa si yo no soy hipnotizable?

La hipnosis es un proceso natural. Todo el mundo experimenta el estado de la hipnosis a lo largo de su día a día. Experimentamos estados hipnóticos de manera espontánea. Como cuando nos absorbemos dentro de una música, de un libro, de una actividad… O bien, simplemente, cuando estamos fatigados y nuestra mirada está vaga. Es decir, cuando no estamos presentes y atentos al mundo que nos rodea. Son estos momentos los que nos revitalizan. Yo como hipnoterapeuta busco inducir a mis pacientes en una experiencia agradable y aplicar un paquete terapéutico a medida para ayudar al paciente a tratar su patología o curarla.

  1. ¿Es lo mismo que dormir?

La hipnosis es un estado donde no estamos en vigilia, pero tampoco dormidos. Cuando estamos hipnotizados podemos observar diferentes signos físicos: Una cierta inmovilidad de la cara, un relajamiento muscular, pequeñas contracciones musculares involuntarias en los dedos de las manos o piernas.

El ritmo respiratorio se hace mas lento y su deglución saliva también. En apariencia la persona parece estar sumergida en un estado de sueño. Alguno de mis pacientes ronca y cuando le hablo durante la sesión él me responde y cuando finalizan mis preguntas sigue roncando. Cuando finaliza la sesión, él explica que ha estado consciente durante toda la sesión.

  1. ¿Y si no me despierto tras un trance hipnótico?

Todo el mundo se despierta tras un trance hipnótico, como todos nos despertamos tras dormirnos. En todo momento el paciente puede salir fácilmente, es un estado transitorio y totalmente reversible.

Algunos de mis pacientes después de la primera sesión de intervención me explican en confianza que tenían miedo de no poderse despertar y de no ser ellos nunca más. Tras realizar la primera sesión de intervención se dan cuenta de lo natural que es y de que no pierden la consciencia.

Cuando estamos en estado de trance suceden alteraciones sobre la percepción del tiempo, la mayoría de mis pacientes expresan que les parece que tan solo hayan pasado unos minutos cuando han transcurrido tres cuartos de hora.

Después de una sesión de hipnoterapia generalmente los pacientes se sienten muy bien y relajados. «Una paciente tras una sesión de hipnosis me expresó: me siento muy ligera, muy distendida. Tras la sesión siempre dejo un espacio antes de coger el coche hasta que no me siento bien alerta.»

¿Tienes más preguntas frecuentes sobre hipnoterapia?

Si te surgen más dudas, o, gracias a este artículo, te ha quedado todo claro y deseas una sesión; contacta conmigo y te atenderé encantada.

No Comments

Post A Comment