Hipnosis en obstetricia

hipnosis en obstetricia

Hipnosis en obstetricia

La hipnosis en obstetricia puede ayudarte durante el embarazo. Después de haber comprobado la eficacia de la analgesia hipnótica en al cirugía se amplió su aplicación al dolor del parto.

A causa de la uniformidad del curso de los hechos en la mayoría de los casos, el tocólogo se beneficiaría más que otros médicos de los métodos de grupo. Éstos son útiles tanto para aprovechar más el tiempo del médico, como para que las pacientes se sirvan del apoyo mutuo de otras pacientes con las que comparten una experiencia común.

Los dolores de obstetricia están situados en regiones más delimitadas que los de cáncer. Esto permite una mayor uniformidad en las prácticas, pero sin dejar de tener en cuenta la individualidad de cada persona.

La hipnosis para aliviar los dolores del parto

Los procesos hipnóticos comparten ocho características útiles a la hora de aliviar los dolores propios del parto:

  1. El empleo de múltiples ensayos de entrenamiento de parto real. Esto reduce la ansiedad por enfrentar una experiencia desconocida y potencialmente atemorizadora. Dado que la secuencia es predecible, el tocólogo puede ir dando información ordenada de lo que va a ocurrir. Los ensayos tendrán aun más realidad si se realizan bajo hipnosis.
  2. La relajación es importante en la mayoría de los procedimientos hipnóticos, en la inducción, en la profundización y en el afrontamiento de la tensión que puede acumularse durante el embarazo.
  3. Aunque la paciente no haya dejado de sentir dolor, puede transformar la sensación dolorosa en otra más tolerable, como un cosquilleo, hormigueo o picor.
  4. El dolor también se puede desplazar a otra del cuerpo, por ejemplo, a las manos, donde se haga más manejable y fácil de soportar.
  5. Algunas veces puede ser eficaz la sugestión directa de alivio del dolor.
  6. También es posible utilizar sugestiones indirectas como en la técnica de la «anestesia de guante».
  7. Asimismo, se pueden emplear sugestiones de separación imaginativa de la escena. Para ello se hace uso de fantasías que rememoren experiencias agradables del pasado, o simplemente experiencias imaginadas que reconforten al sujeto. Es preferible elegir una fantasía de una duración considerable para que de lugar al desarrollo completo de todo el parto. En cualquier caso, siempre es aconsejable elegir una experiencia en la que el paciente haya participado anteriormente.
  8. Conviene dar sugestiones posthipnoticas para reducir las molestias y los dolores postoperatorios y para que toda la experiencia resulte agradable y sea llevada con una actitud positiva a lo lardo de todo el proceso y aun después.

Si quieres un tratamiento de hipnosis en obstetricia

Deseo que esta información os haya resultado útil e interesante y que sean cada vez más profesionales médicos que se instruyan en estas técnicas tan efectivas.

Ya hemos corroborado la efectividad de la hipnosis en obstetricia y los beneficios que puede tener para el parto. Si deseas que una profesional de la salud acreditada te practique un tratamiento de hipnosis para aliviar el dolor, puedes ponerte en contacto con Nuria Marco para superar este momento incómodo por el que estás pasando.

No Comments

Post A Comment