Foto de una madre y su hija en la playa

La Hipnopediatría y el Vínculo Positivo con el Paciente

El vínculo afectivo  es la unión del afecto de una persona con otra. Si el vínculo es sano, seguro y amoroso la persona que lo siente lo vivirá como una experiencia emocional intensamente placentera. Es por este motivo que es tan importante generar en las primeras sesiones con el niño un vínculo positivo con él.

La hipnopediatría trabaja mucho la relación con el niño con el objetivo de establecer un vínculo positivo con él.

Es importante que el niño asocie al hipnopediatra como un compañero de juego que le ayuda a superar su patología. Una vez establecido el vínculo positivo con el menor éste irá reduciendo sus miedos, y las angustias asociadas a la terapia que va a iniciar.

Es este el motivo por el cual el hipnopediatra dedica un tiempo determinado dentro del proceso terapéutico al establecimiento de la relación con el paciente. Si esta relación no se logra establecer es imposible garantizar el éxito de la técnica.

Es muy importante que el hipnopediatra esté correctamente formado y haya desarrollado una buena habilidad para establecer una correcta compenetración con los niños.

El profesional ha de ser capaz de entrar en el mundo del niño con su forma de hablar y su lenguaje no verbal (miradas, gestos …), al hacerlo permitirá que el menor se identifique con él como un adulto cercano que lo entiende y con el cual se puede comunicar abiertamente.

Si necesitas ayuda estamos para ayudarte.

No Comments

Post A Comment