Trastornos por ansiedad

Trastornos por ansiedad

Trastornos por ansiedad

La hipnosis clínica puede ser muy útil para controlar los trastornos por ansiedad. Como técnica para inducir la relajación, sirve para aprender a tranquilizarse, para reposar en situaciones de tensión y para eliminar la tirantez acumulada.

Un detalle importante: las grandes crisis de ansiedad suelen ser causadas por un trastorno de fondo depresivo. Deben ser evaluadas por el profesional de la psiquiatría o psicólogo clínico o bien conjuntamente, quienes decidirán acerca de su mejor tratamiento.

Fobias

Las fobias únicas (por ejemplo: a las alturas, a los ascensores, a las serpientes…) son fáciles de tratar mediante la hipnosis clínica. En cambio, las fobias múltiples (fobia a salir a la calle y a ir en metro, al cine, a visitar grandes almacenes…) requieren un enfoque más amplio.

Las fobias múltiples, a menudo, se engloban bajo el concepto de “agorafobia” . Hoy en día llamamos agorafobia al temor a padecer ansiedad extrema en un lugar de donde sea difícil o embarazoso escapar. Ello incluye lugares muy dispares: un cine lleno de gente, un túnel en la carretera, un ascensor…

La agorafobia suele ser también un trastorno de fondo depresivo. A veces la depresión está tan enmascarada que únicamente un interrogatorio cuidadoso por parte del profesional de la salud llega a ponerla de manifiesto. Esta fobia requiere una evaluación profunda por parte del psiquiatra y del psicólogo clínico, antes de decidir que técnica, o combinación de técnicas, deben aplicarse.

Trastornos por ansiedad psicosomáticos

Denominamos trastornos psicosomáticos a aquéllos que, afectando al organismo, tienen un origen psíquico. Los mecanismos a través de los cuales una afectación psíquica puede provocar una alteración corporal son diversos. Veamos los más frecuentes:

1. Un estado de emoción cualquiera (la percepción de un peligro, la percepción de una buena noticia…) comporta un estado de alerta. El cerebro, en tales circunstancias, manda descargar adrenalina y cortisol (dos hormonas) que sirven para activar el organismo y responder con presteza a las circunstancias que provocan la emoción. Aparece un problema en personas muy emotivas, que viven en estado de emoción constante, o en personas sometidas a estrés continuado. Las descargas constantes de adrenalina y de cortisol pueden crear hipertensión arterial, gastritis, úlceras de estómago, incluso infartos cardíacos.

2. En los estados depresivos aparece una percepción muy negativa de todo cuanto acontece alrededor de la persona, o en su interior. Cualquier molestia, aún las banales, son percibidas como dolores muy intensos, o con gran sensación de sufrimiento.

Los estados depresivos no son tributarios de ser tratados con hipnosis clínica únicamente. Las molestias físicas que aparecen en las depresiones (vértigos, dolores de cabeza, mareos, dolores digestivos, dolores musculares…) deben ser tratados, en primer lugar, con medicamentos antidepresivos si lo requiere el caso, y la hipnosis se puede utilizar cuando los medicamentos ya han hecho una parte de efecto como técnica complementaria.

Aliviar los trastornos por ansiedad con hipnosis en Barcelona

Si deseas que una profesional de la salud acreditada te practique un tratamiento de hipnosis para aliviar el dolor, puedes ponerte en contacto con Nuria Marco para superar este momento incómodo por el que estás pasando.

No Comments

Post A Comment